Centralita: (+34) 918 547 355

Infovest 24h: (+34) 606 376 024

detectives-familiar

En Detectives INFOVEST le ayudamos a disipar sus dudas sobre la posible infidelidad de su pareja investigando los movimientos y las compañías que frecuenta, aportando documentación fotográfica y videográfica para que usted pueda tomar una decisión basada en hechos contrastados y probados.

El impago de pensión compensatoria y alimentos aduciendo una falta de ingresos, en ocasiones no se corresponde con la realidad. En Detectives INFOVEST investigamos si la persona que incumple con sus obligaciones familiares lleva a cabo una actividad laboral oculta con el fin de eludir su responsabilidad.

El control de menores, la investigación de conductas anómalas de algún miembro de la unidad familiar, son servicios que ofrecemos con el objetivo de que usted conozca a qué se deben determinados comportamientos de sus seres queridos y recupere la tranquilidad.


  • Infidelidad conyugal.

  • Conductas anómalas:

    • - Gastos injustificados.

    • - Adicciones.

    • - Ludopatías.

  • Revisión de la pensión compensatoria. Modificación del convenio regulador.

  • Informes prematrimoniales.

  • Control del régimen de visitas, control de la custodia, tutela efectiva.

  • Localización y búsqueda de personas y bienes.

  • Herencias, localización de herederos.

  • Control del servicio doméstico.

  • Control de la orden de alejamiento y de otros incumplimientos judiciales.

  • Matriculaciones escolares fraudulentas.

  • Seguimientos, vigilancias, contravigilancias.

  • Delitos perseguibles a instancia de parte.

  • Abandono de hogar.

  • Matrimonios ficticios, convivencia de hecho.


Si conceptuamos la familia como un grupo de personas emparentadas entre sí (ascendientes, descendientes, colaterales), podemos definir como investigación familiar aquella que trata de revelar cualquier aspecto oculto de las relaciones que se producen en su seno, y como la actividad de la investigación privada parece que evoluciona inexorablemente hacia el mundo del Derecho, no es descabellado vincular estas investigaciones con cualquier detalle que afecte a la normativa contenida en el Derecho de Familia.

Históricamente, las investigaciones conyugales han venido siendo una de las pioneras y principales fuentes de trabajo de los detectives privados, y de hecho, a la hora de presentar nuestra memoria anual al Ministerio de Interior, disfrutan de una categoría propia, individualizada y desligada de las investigaciones familiares, aunque realmente constituyen una subcategoría de las mismas.

Entrando pues en la materia que nos ocupa, podemos definir como investigación conyugal aquella contratada por uno de los cónyuges para desenmascarar en el otro una situación de infidelidad, término éste último que por impreciso nos vemos obligados a concretar, ya que hasta no hace mucho la infidelidad conyugal era sinónimo de adulterio (considerando a éste como la comisión carnal del acto sexual con una persona distinta al esposo o esposa) y estaba circunscrita a la unión marital entre un hombre y una mujer, situaciones que han quedado desfasadas por la evolución social habida en materia de regulación legal en las relaciones de pareja, evolución que por un lado ha supuesto dejar de considerar al adulterio como un ilícito penal, y por otro ha superado el único supuesto contemplado hasta no hace mucho para la actual regulación legal de las parejas y de hasta los matrimonios, por lo que podemos definir infidelidad como la violación del vínculo afectivo libremente preestablecido entre dos personas, cuyo alcance puede ser tan diverso como distintas somos las personas.

Y eso es lo que, según nos dicta nuestra experiencia profesional como detectives privados, se pretende levantar en una investigación conyugal, evidenciar una relación o aventura afectiva y preferentemente carnal que tiene lugar fuera de una relación de pareja preestablecida, situaciones que hemos visto darse a cualquier hora del día (no encontramos preferencia de la noche sobre el día, más bien al contrario) y en lugares a cuál más diverso, existiendo por lo general una relación anterior entre los intervinientes (entre compañeros de trabajo, dentro de la misma familia, del grupo de amigos de la pareja, entre padres que llevan a los niños al colegio, vecinos, una antigua pareja que se vuelven a ver, etc.).

Muchas veces hemos presenciado que cuando uno de los cónyuges sospechaba de una infidelidad, realmente ésta no existía como tal y en su lugar detectábamos una conducta anómala en la que ciertamente puede incurrir como elemento secundario una afición desmedida o no por el sexo e incluso la prostitución, siendo el elemento principal otro distinto causado por un proceso psicopatológico que deviene al no ser tratado a tiempo deviene en adicción (ludopatías, alcoholismo, drogadicción, pederastia, etc.).

Pero como ya hemos significado al comienzo de este epígrafe, actualmente las investigaciones familiares abordan otros muchos aspectos que la mera infidelidad, siendo una de las más frecuentemente solicitadas las tendentes a esclarecer fuentes de ingresos que uno de los cónyuges mantiene oculto para su propio beneficio y perjuicio del contrario, como suele suceder entre profesionales liberales que perciben otros honorarios añadidos y distintos de los de la nómina regular, dentro de los procesos de separación o posterior a los mismos y en vías de fijarse el convenio regulador para las pensiones de alimento de los niños y/o las compensatorias, o cuando la parte perjudicada establece una demanda judicial de revisión y modificación del convenio regulador para actualizar la pensión de alimentos y/o compensatoria si procede, procedimientos que para abordar con éxito resulta fundamental el aporte de pruebas ineludibles y siempre documentadas.

Son también frecuentes las investigaciones en el ámbito de la custodia de los hijos menores, tanto sobre el cónyuge que disfruta de la tutela efectiva, como dentro del régimen de visitas, teniendo además en cuenta que además de disputarse la compañía diaria de la descendencia, con ésta suele venir de la mano el uso y disfrute permanente del domicilio conyugal, aunque parece ser que estas situaciones podrán resolverse en mayor o menor medida con la incipiente aplicación de la custodia compartida.

Por desgracia, también están en auge las investigaciones para el control de las órdenes de alejamiento y de otros incumplimientos judiciales, tanto por la concienciación social para denunciar estas agresiones como por la propia concienciación de la mujer para enfrentarse y abandonar al esposo agresor, máxime cuando por la escasez de medios de todos conocida, poco pueden hacer a día de hoy los ámbitos judicial y policial, y por cuanto que suele haber una correlación entre medios económicos limitados y esposa agredida, es de esperar que los Gobiernos sucesivos tengan en cuenta nuestra insistente demanda sobre la creación de la figura del Detective Privado de Oficio.

No por infrecuentes vamos a dejar de mencionar otras modalidades de investigación que ya han sido tratadas en otras subsecciones de este capítulo de servicios que INFOVEST Detectives Privados Madrid ofrece a sus clientes, tales como la localización de familiares de paradero ignorado (o incluso conocido o sólo aproximado, pero habiéndose perdido contacto con el pariente por antiguos problemas familiares que, llegados a una edad, se desean superar para restablecer la relación), y de herederos igualmente ilocalizables y tal vez incluso fallecidos.

Como ocurre en casi todos los casos en los que el cliente acude a un detective privado, el perjudicado o afligido ya dispone de alguna evidencia propia o revelación proporcionada sobre la situación que le supone un daño sobre sus intereses materiales o emocionales, y así, además de las situaciones hasta ahora ya descritas, gozan de relativa frecuencia los informes prematrimoniales (para determinar conductas indeseadas que pueden lesionar un futuro matrimonio), investigaciones del personal doméstico (abusos sexuales sobre los hijos, agresiones físicas, conductuales y/o verbales sobre nuestros indefensos mayores, sustracción de bienes y dinero), investigaciones de matriculaciones escolares fraudulentas (cuando una familia se siente perjudicada por no obtener plaza en el centro escolar deseado y cercano al domicilio familiar a sabiendas de la existencia de falsos empadronamientos por parte de otras familias), investigaciones de abandono de hogar, etc.

En INFOVEST Detectives Privados Madrid estamos especialmente concienciados en las graves consecuencias emocionales y materiales que entraña un problema familiar no resuelto, y además de estar legalmente facultados para este tipo de investigaciones, disponemos de los mejores profesionales y medios instrumentales para que las mismas sean eficaz y positivamente abordadas.

Como en cualquier otra investigación, nuestras investigaciones familiares son presentadas en informe escrito de cuidada redacción, con fotografías intercaladas y pruebas documentales adjuntas.

INFOVEST, Información e Investigación.